LA AUTOBIOGRAFÍA DE ALONSO: EL BETO

En 2018 Norberto Osvaldo Alonso, el jugador ídolo dueño eterno de la 10 de River, presentó su autobiografía, “El Beto”, en donde repasa su historia de vida y recuerda anécdotas y logros de su época de jugador. Repasamos un libro imprescindible en la biblioteca riverplatense.

Portada de “El Beto. Mi autobiografía”, libro sobre la vida y obra del gran Norberto Osvaldo Alonso. Fotografía: Editorial Planeta.

La lectura de la autobiografía del gran Beto Alonso es casi un deber para todo riverplatense. El ídolo eterno repasa en sus páginas su orígenes en Los Polvorines hasta sus días de gloria con el Más Grande. Además lo hace con su habitual honestidad, sin doble discurso, sin resguardarse en su idolatría para referirse a sí mismo o a las circunstancias que vivió como jugador. El Beto contó con la colaboración del periodista Gustavo Ronzano para la redacción de su biografía y el texto está acompañado de una extraordinaria selección de fotografías que recorren toda su carrera. Es uno de los puntos fuertes de la edición de Editorial Planeta.

Recordando distintas situaciones vividas El Beto es brutalmente honesto. Como ejemplo valga esta anécdota. En vez de disfrutar de su condición de campeón mundial como miembro del equipo consagrado en 1978, Alonso no tiene empacho en afirmar que él fue convocado por presiones del Almirante Lacoste, hombre fuerte de la organización del Mundial. Menotti no lo tenía en cuenta a pesar de que la estaba rompiendo en el campeonato argentino. Nadie podía entender cómo el mejor jugador del medio local no estaba convocado. Alonso sabe que en esa época estaba en modo crack total, pero nos cuenta la historia completa: fue convocado por presiones del poder de turno.

Por supuesto, están todas sus hazañas: los campeonatos, los grandes equipos de Labruna, sus goles extraordinarios, sus lujos, la Libertadores del 86, el pase mágico en Japón. En épocas de grandes diez, el era el arquetipo perfecto, la pose, la estampa, la pegada, el cabezazo, los tiros libres. Un crack total en épocas en donde los cracks jugaban todos acá, nadie se iba. Un guapo con la pelota en los pies, no tenía problemas en recibir golpes, parecía que se alimentaba de ellos, lo iban potenciando en cada jugada. Estamos hablando no sólo de un ídolo riverplatense, hablamos de una figura atemporal de todo el fútbol argentino.

Repasar la historia del gran Beto Alonso, sus historias, sus hazañas, sus peleas dentro y fuera de la cancha, sus goles eternos, no sólo es una obligación para todo hincha del Más Grande. También lo es para todo hincha del fútbol argentino. El respeto ganado dentro de la cancha, en el “verde césped”. como decía Angelito, lo han convertido en un mito. Un mito que se debía esta biografía que hoy recomendamos leer.

Sergio San Juan

Dejanos tus comentarios