River en el mundo: un fanático desde Islandia

La presencia del Más Grande llega a los más alejados rincones del planeta. Les contamos la historia de Ragnar Jóhannsson, un fanático riverplatense que desde la gélida y alejada Islandia difunde en las redes las noticias de River. Un cuento de locura y pasión que no conoce distancias.

Ragnar Jóhannsson nació en Islandia en 1975. Tenía 11 años cuando junto a sus amigos juntaba las figuritas del álbum de Panini sobre México 86. Le faltaban un par de piezas completar la colección y una de ellas era nada más y nada menos que la figura de Oscar Ruggeri. El álbum, objeto preciado para cualquier chico futbolero en cualquier lugar del mundo, traía información sobre el jugador y el equipo en el que participaba. El nombre Ruggeri le llamó la atención: la palabra “ruggig” en sueco significa duro y fantástico. El mítico defensor le abría la puerta a un mundo desconocido: tierras lejas, Sudamérica, y un equipo desconocido, River Plate.

Nuestro amigo Ragnar, residía en Malmö, Suecia, y en su escuela tenía relación con chicos de la ex Yugoslavia, Boliva, Turquía, Polonia, Irán y Chile. Se hizo gran amigo de un chileno, Luciano, y él y sus padres le ayudaron a conseguir información sobre River. Los periódicos no traían mucha información sobre Argentina, y menos sobre River. La única fuente de información de nuestro amigo era la revista World of Soccer, que traía noticias de todo el mundo futbolero. Ahí pudo conocer la camiseta de River, que lo enamoró al instante. Eso, unido a la idea romántica de un país lejano y un equipo que lograba la Copa libertadores y se consagraba Campeón del Mundo en Tokio, lo tranformaron en un fan inmediato.

A partir de ese momento Ragnar empezó a seguir con los medios a su alcance el derrotero de River. Al enterarse que en el mítico año 1986 jugaría la Copa Intercontinental ante el Steaua de Bucarest, campéon de Europa, que fue trasmitido por la televisión sueca, buscó grabar el partido en VHS. Nuestro amigo asegura haber visto la final más 50 veces, memorizando jugadores y jugadas, incidencias, el ruido ambiente, el gol, los festejos. “Puedes cambiar de novia o de coche o de casa, pero nunca cambias de equipo, te quedas con ellos para bien o para mal, lo he hecho desde 1986.”

Radicado en su país natal desde 1999, Ragnar Jóhannsson vive actualmente en Hella, un pequeño pueblo islandés de nos más de 900 habitantes. Está ubicado a una hora de la capital del país, Reykjavik, y tiene cerca un par de volcanes activos: Hella y Eyjafjallaökull. Nuestro amigo asegura, que si en algún momento algún riverplatense visita Islandia, más precisamente Hella, habrá cerveza disponible para una buena charla. Mientras tanto, Ragnar sigue y difunde las actividades de River en Twitter buscando que cada día más islandeses conozcan y se apasionen por el Más Grande. Su cuenta @CARPIslandia es cada día más visitada por riverplatenses de todo el mundo. Es que River es una pasión que atraviesa kilómetros, nacionalidades e idiomas. Y que llega a Islandia de la mano de nuestro amigo Ragnar Jóhannsson. Él también está invitado a una cerveza en Buenos Aires, si es posible en el Monumental.

.
 
Sergio San Juan

Dejanos tus comentarios