River 3 – Boca 3, un superclásico inolvidable

En un nuevo aniversario del River – Boca del Clausura 1997, recordamos el empate histórico que logró el equipo de Ramón Díaz.

El domingo 23 de Marzo de 1997, River recibía a Boca en el estadio Monumental por la sexta fecha del torneo Clausura. Absolutamente nadie podía imaginarse que los dirigidos por Ramón pasarían por el infierno y luego alcanzarían el cielo en aquella jornada, una remontada como pocas en la historia del fútbol argentino.

El equipo millonario que venía de ser el último campeón del torneo local, formaba con: Roberto Bonano; Gustavo Lombardi, Celso Rafael Ayala, Eduardo Berizzo, Ricardo Daniel Altamirano; Marcelo Escudero, Leonardo Astrada, Roberto Monserrat; Santiago Solari; Sergio Berti y Enzo Francescoli. Mientras que la visita, dirigida por el “Bambino” Veira, salía a la cancha con Sandro Guzmán; Julio César Toresani, Cristian Traverso, Néstor Fabbri, Rodolfo Arruabarrena; Juan Román Riquelme, Raúl Peralta, Roberto Pompei, Gabriel Cedrés; Sergio Daniel Martínez y Diego Latorre.

A los 5 minutos de comenzado el duelo, Cédres convirtió el primer gol del partido y once minutos después, el uruguayo Martínez ponía el 2-0 para consternación del estadio Monumental. River estaba jugando bien, pero Boca atacaba mejor y había logrado una ventaja considerable en tan solo 16 minutos. A los 25 del primer tiempo, el árbitro Javier Castrili cobra un penal insólito a favor de los visitantes, Pompei se encargó de ejecutarlo y Roberto Bonano de poner justicia, ya que el arquero del Más Grande logró atajarlo. La euforia por evitar una nueva caída del arco millonario duraría poco, y es que tan solo 3 minutos después Boca llegaba al tercer gol tras una buena jugada colectiva, definida nuevamente por el uruguayo Martínez.

La reacción de River comenzó en el minuto 42, cuando “la Bruja” Berti logró descontar. El primer tiempo se iba 3-1 y desde el lado de los visitantes un nerviosismo generalizado se hizo presente. ¿Acaso realmente se les podía escapar un superclásico en el que habían conseguido tres goles de ventaja? A los 2 minutos del complemento, River se quedaba con uno menos por la expulsión de Berizzo, y Boca tuvo varias oportunidades de liquidar el encuentro pero no las capitalizaba. A los 24 Martínez veía la tarjeta roja y ahora la cosa quedaba 10 contra 10.

River comenzó a crecer y presionar a Boca hasta dentro de su arco, el equipo de Ramón pudo descontar varias veces pero la pelota se negaba a entrar, hasta que Facundo Villalba quedó mano a mano con el arquero y tras una estupenda definición, puso el 2-3. El Monumental se quería venir abajo. River siguió atacando ante un Boca cada vez más desordenado, y cuando al encuentro le quedaban menos de cinco minutos, un centro de Berti fue aprovechado por Celso Ayala, quien con un tremendo cabezazo puso el 3-3. Ahora sí, euforia desatada.

Al minuto del empate de River, Boca se quedaba con uno menos, cuando Cedrés golpeó sin pelota a Villalba. Al partido aún le quedaba tiempo para una última situación, y ésta estuvo en los pies de Leonel Gancedo, quien había ingresado por Astrada; “El Pipa” definió de mediavuelta y la pelota se fue apenas arriba del travesaño, el 4-3 estuvo más cerca que nunca. Tras aquella jugada, el encuentro finalizó, el Monumental era testigo de dos reacciones totalmente opuestas, por un lado el éxtasis de la hinchada local por haber empatado un encuentro que era casi imposible, y por el lado de los visitantes, un silencio lleno de amargura por el partido increíble que se les había escapado.

River 3 vs Boca 3. Vídeo: Pablo Gargiulo.
Gustavo Gabriel López

Dejanos tus comentarios