El tricampeonato de Ramón, parte 2: Clausura 1997

Hoy en Grandes Campeones, recordamos el segundo título local de Ramón Díaz como DT del más grande, el Clausura 1997.

Con casi el mismo plantel que se había consagrado campeón del Apertura, River le hizo frente al Clausura 1997. Entre sus filas ya no se encontraba Ariel Ortega, quien emigró a Europa, su lugar como titular fue ocupado por Marcelo Gallardo, quien ese año viviría uno de los mejores de toda su carrera.

River comenzó su viaje rumbo al bicampeonato en La Plata, con un triunfo por 2-0 a Gimnasia con goles de Julio Cruz y Enzo Francescoli. En la segunda fecha, River goleó 4-0 a Unión en el Monumental, luego superó por 2-0 a Banfield y 3-0 a Huracán, un comienzo abrumador que se vio estancado en la quinta fecha, cuando Deportivo Español consiguió un empate 1-1 jugando de local frente al equipo de Ramón.

En la sexta fecha River recibía a Boca en el Monumental, aquella tarde del 23 de marzo sería histórica en el fútbol argentino, esto debido a que en tan solo 29 minutos Boca había logrado ponerse en ventaja por tres goles, pero en una milagrosa recuperación, el Más Grande logró empatar el partido con un recordado gol de cabeza de Celso Ayala en los minutos finales. Delirio en el Monumental.

Tras el empate ante Boca, River debió visitar a un viejo conocido, Platense. El partido se jugó en cancha del Calamar y el Más Grande una vez más tuvo que remontar tras comenzar perdiendo, aunque en esta oportunidad logró hacerse con los tres puntos, fue triunfo por 2-1. Las siguientes cuatro fechas fueron un dolor de cabeza para Ramón Díaz, tras dos empates por 1-1 ante Rosario Central y Gimnasia de Jujuy, River sufrió dos duras goleadas, primero frente a Estudiantes por 4-1 en el Monumental, y luego ante Colón por 5-1 en Santa Fe.

Los adversos resultados llevaron a que Ramón Díaz tome la importante decisión de cambiar al dueño del arco, Roberto Bonano, que había atajado todos los partidos del torneo, era sustituido por el “Mono” Burgos. La recuperación del equipo llegó en la fecha 12, cuando River goleó por 3-0 a Lanús en una fantástica noche de Enzo Francescoli. En la fecha siguiente, River volvió a conseguir los tres puntos, tras derrotar por 3-2 a San Lorenzo en un partidazo.

Partidazo para enderezar el rumbo. Vídeo: Futbolretrocba.

River había entrado en una racha positiva y ésta se extendería gracias a el triunfo por 3-1 ante Huracán de Corrientes, y las victorias 2-1 contra Racing con un doblete de Marcelo Salas y 2-0 frente a Ferro. En la fecha 17 llegaba el partido clave, River que había recuperado la punta del campeonato, recibía a Newell´s, su escolta que se encontraba pisándole los talones. El áspero encuentro contra el conjunto rosarino se definiría a los 45 minutos del segundo tiempo, con un gol de chilena de Roberto Trotta, con ese resultado, el Más Grande acariciaba un nuevo titulo.

El tan esperado bicampeonato llegaría el 9 de agosto, cuando River visita a Vélez y lo derrota por 2-0 con dos golazos de Enzo Francescoli, el segundo del uruguayo sería una joyita que sigue siendo recordada hasta el día de hoy.

Un príncipe desatado. Vídeo: JugadasMagicas.

Al igual que había pasado en el torneo anterior, River se consagró campeón una fecha antes de la finalización del torneo. El último partido fue frente a Independiente en el Monumental y terminó en un empate a cero, la particularidad es que éste fue el único encuentro del Más Grande en el que no pudo convertir algún gol.

En total fueron 19 partidos jugados, con 12 triunfos, 5 empates y 2 derrotas. 37 goles a favor y 20 en contra. El goleador del equipo fue Enzo Francescoli con 12 tantos, seguido por Julio Cruz con 7 y Marcelo Salas con 4. Leonardo Astrada y Roberto Monserrat fueron los que más partidos jugaron, con 18 cada uno, seguidos de cerca por Juan Pablo Sorín, quien tuvo 17 presencias.

Gustavo Gabriel López

Dejanos tus comentarios