El gran partido de Carrascal

El colombiano volvió a tener un buen rendimiento ante Unión y parece estar encontrando su lugar en el equipo.

Uno de los grandes interrogantes en este semestre era saber que iba a pasar con Carrascal, un jugador excesivamente talentoso, pero que nunca terminó de afianzarse en River. Sus intentos de gambetas fallidas y las pérdidas de balón eran algo recurrente que despertaban la intolerancia del hincha, sin embargo, está jugando cada vez mejor y parece encontrar de a poco la regularidad tan deseada.

En el primer partido del torneo ante Colón y en el último ante Argentinos por Copa Libertadores mostró una buena versión que lo llevó a ganarse un lugar en el equipo, la vuelta al 4-4-2 también le favorece, ya que, le permite jugar suelto atrás de los delanteros o tirarse a los costados, pero lo mejor de él se vio en la goleada contra Unión.

Ante el Tatengue, el colombiano estuvo más activo que nunca, se tiró atrás para tomar más contacto con la pelota y con su rebeldía característica encaró para adelante rompiendo las líneas defensivas del rival. También, jugó paredes constantemente para generar sociedades con sus compañeros y fabricar los ataques. Otro punto no menor, es el sacrificio en lo defensivo: presionó, marcó y recuperó varias pelotas.

Tuvo participación en la elaboración del primer gol, aunque su pase largo no llegó a destino y la jugada continuó gracias a un mal rechazo del rival, y en el tercero tocando y yendo a buscar para ganar espacios. Sin dudas un rendimiento muy positivo que ilusiona a todos los hinchas, de seguir así, Carrasca será muy importante.

Los números de Carrascal

El gran partido que jugó se ve reflejado en sus estadísticas, el colombiano jugó 72 minutos y aún así fue el que más gambetas completó con 5 de 6 intentadas, el que más duelos ganó con 11 de 14 y el que más faltas recibió con 4. Además, tuvo 6 recuperaciones, gran número para un volante ofensivo.

Dejanos tus comentarios