Victoria ante Boca con Di Stéfano de arquero

Un día como hoy pero en 1949, el Millonario derrotó al Xeneize en un Superclásico que terminó con Di Stéfano bajo los tres palos. Recordalo en nuestra sección especial “Grandes Clásicos”.

Un día como hoy pero hace 72 años, más precisamente el 31 de julio de 1949, River recibía a Boca en el Estadio Monumental por la fecha 13 del campeonato de aquel año. El equipo comandado por José María Minella llegaba al Superclásico como único puntero del torneo, mientras que el Xeneize se encontraba en la última posición de la tabla, algo que ocurría por primera y única vez en la historia del partido más importante de nuestro fútbol.

River no contaba con todos los integrantes de la histórica Máquina, pero de todas maneras era quien mandaba en el fútbol argentino. Por el lado de Boca, atravesaba un pésimo momento y contrató a Renato Cesarini, que venía de ser campeón en el más grande, pero las cosas no estaban saliendo bien y su equipo llegó último al Superclásico.

River reafirmó lo que venía sucediendo durante el campeonato, y fue muy superior a Boca dentro de la cancha. El Millonario llegó al gol recién a los 5 minutos del segundo tiempo, a través de Ángel Amadeo Labruna, quien hasta el día de hoy es el máximo goleador en la historia del Superclásico. Ya acercándonos al final del partido, ocurrió algo único y hasta ahora irrepetible en los River-Boca.

A falta de 8 minutos para que termine el encuentro, Amadeo Carrizo recibió un pelotazo en los testículos y el impacto lo afectó tanto que no pudo continuar. En aquel entonces, no existían los cambios por suplentes, y Alfredo Di Stéfano se encargó de ocupar el arco de River. La Saeta Rubia terminó el Superclásico atajando para el más grande y logró mantener la valla invicta, de modo que el Millonario le ganó al el clásico rival con un delantero bajo los tres palos.

El delantero solía atajar en varios entrenamientos, y se paró en el arco más grande del mundo con un buzo amarillo con mangas cortas, y sin guantes, ya que estos no se utilizaban en aquella época. “Es que Alfredo era bueno en todo, también en eso”recordaba Amadeo Carrizo hace unos años en una entrevista con el diario español AS.

En aquel torneo de 1949 Boca terminaría luchando hasta el final del certamen para salvarse del descenso, mientras que River acabaría siendo subcampeón detrás de Racing. Poco después, Alfredo Di Stéfano acordó su llegada a Millonarios de Colombia, y posteriormente arribó al Real Madrid en 1953, donde se convirtió en el máximo ídolo de la historia del club Merengue.

Formaciones

River Plate (1): Amadeo Carrizo, Ricardo Vaghi, Lidoro Soria, Norberto Yácono, Néstor Rossi, José Ramos, Ángel de Cicco, Juan Negri, Alfredo Di Stéfano, Ángel Labruna, Félix Loustau. DT: José María Minella.

Boca Juniors (0): Claudio Vacca, Francisco Perroncino, Juan Bandazzi, Martín Domínguez, Fermín Zelaya, Natalio Pescia, Marcelo Urueña, Isaac Scliar, Emilio Espinoza, Eduardo Ricagni, Herminio González. DT: Renato Cesarini.

Datos del partido

Fecha: Domingo 31 de julio de 1949
Estadio: Monumental
Instancia: Campeonato 1949, fecha 13
Árbitro: Juan José Álvarez
Goles: 50′ Ángel Labruna (RP)

Gabriel Piqué
Latest posts by Gabriel Piqué (see all)

Dejanos tus comentarios