Preocupación en River: ¿Llega Paulo Díaz?

El defensor chileno salió por precaución ante Huracán y encendió todas las alarmas, sin embargo, se trata de un traumatismo por lo cuál llegaría al Superclásico.

Lo que podía pasar pasó. Este domingo ante Huracán, a tan solo 3 días del Superclásico por Copa Argentina, Marcelo Gallardo decidió poner un mix de titulares y la mayor preocupación de los hinchas pasó a ser que ninguno termine lesionado, más allá del resultado. Lamentablemente, Paulo Díaz tuvo que salir con un golpe.

El chileno recibió un rodillazo en su muslo derecho que le impidió seguir con normalidad, le costaba correr y mostraba claras señas de dolor, por eso a los 36′ ingresó Maidana en su lugar. Afortunadamente, el parte médico trajo tranquilidad: fue solo un traumatismo. Pero, ¿Qué es un traumatismo? En criollo, un golpe, recibió la tan famosa paralítica, que si bien es muy dolorosa y molesta, ya que “adormece” el musculo generando sensación de inmovilización, no es nada grave.

La decisión de salir fue muy prudente y precavida, inmediatamente en el banco de suplentes los médicos le pusieron hielo y durante estos días continuará con frío y algún calmante para evitar dolor. Al no tratarse de algo muscular, las chances de resentirse son casi nulas. En conclusión, PD17 estará disponible para jugar un nuevo cruce copero ante el clásico rival.

Suárez sigue en duda

La otra gran preocupación pasa por Matías Suárez, quien el martes pasado salió con una molestia muscular del partido ante Lanús y luego de realizarse estudios el diagnóstico arrojó como resultado una leve distensión en el aductor. Aquí sí entra lo muscular y por ello es más complicado, por suerte no se trata de un desgarro, ya que, si hubiera rotura fibrilar sería imposible que llegue, al tratarse de una distención el músculo no llegó a desgarrarse y si bien estará sensible, hay más probabilidades.

El cuerpo técnico lo esperará hasta último momento, lo más probable es que desde lo físico llegue para arriesgar, pero aquí es donde aparece la mayor incógnita: ¿Qué tan importante es el partido del miércoles? ¿Más o menos que los cuartos de final ante Mineiro? Si el miércoles se jugará la final de la Copa Libertadores, el Oreja jugaría sin dudas, infiltrado o como sea, pero River tiene a la vuelta de la esquina los cuartos de final de la Copa y arriesgar ante Boca puede significar que la lesión se agrave. Por esto, habrá que ser cautos y esperar a ver que decide Marcelo Gallardo y compañía.

Dejanos tus comentarios