Un día como hoy y con 16 años debutaba Pablo Aimar

El Payaso, cumplía su sueño de vestir la Banda roja, e iniciaba un camino de gloria que lo colocaría en la cima de River, España y Portugal.

Pablo César Aimar Giordano saltó al campo de juego del Monumental por primera vez, el 11 de Agosto de 1996, a la temprana edad de 16 años. En aquel entonces su primer rival oficial era Colón de Santa Fe, pero para pesar de su debut, el visitante se terminó llevando los tres puntos tras ganar por 1-0. Sin ánimos de desalentarse, aquel paso en falso al inicio de su carrera, finalizó con su primera consagración tras ganar ese mismo Torneo Apertura. Pero el levantamiento de Copas no terminaría allí, porque al año siguiente se ocuparía de disfrutar de la obtención del Clausura y Apertura 1997, Apertura 1999 y Clausura 2000. Cabe aclarar, que recién en el 98 comenzó a tener mayor participación en el primer equipo.

Sin embargo en los primeros años de su carrera con la camiseta Millonaria, no había chance de que llegara con comodidad al gol. Tal es así que finalmente se dio el 20 de Febrero de 1998 contra Rosario Central y por el Torneo Apertura, en lo que fue el empate con el equipo rosarino 2-2 con goles de Juan Pablo Sorín, y del Payaso tras un gran pase de Marcelo Salas.

Entre un plantel de estrellas, Aimar convertía su primer gol.

Aimar no había debutado en cualquier época, o plantel, lo hacía con uno de los conjuntos más emblemáticos de la historia riverplatense, donde tenia el lujo de compartir vestuario con Marcelo Gallardo, Enzo Francescoli, Ariel Ortega, Germán Burgos, Javier Saviola y demás figuras indiscutidas en el mundo River.

Aquel joven que inició su vida futbolística en Estudiantes de Río Cuarto, llegó a River con la única idea de sólo probarse. Pero al ver sus habilidades y al recibir rápidamente la aprobación del club para quedarse, las dudas de su familia por ser tan pequeño y estar expuesto a tanta responsabilidad lo tuvieron en duda. Hasta que Daniel Passarella decidió ponerse en contacto con sus allegados para no perderse la futura joyita. Con respecto a lo súbito de su llegada a River, había comentado: “Después de esa primera práctica, me dicen que me tengo que quedar, que hable con mis viejos, que me manden los papeles del colegio. Realmente no era mi idea quedarme. Y asímismo también había dado cuenta de lo relajado que estaba su padre y los ánimos que le brindó en aquella primera prueba: “Venía de una charla con mi viejo, que me dijo, hay un millón como vos. Andá, disfrutá, conocé la cancha de River, conocé el club. Disfrutá que te vas a medir con chicos que juegan en AFA”, concluyó.

Aimar y su relación con la Selección

Llegó a la AFA en 2017 para hacerse cargo de la Selección Sub 17 y, a pedido de la dirigencia, fue acercado al cuerpo técnico de Sampaoli. Después de acompañar a Scaloni al torneo de L’Alcudia, siguió a su lado cuando comenzó su labor con la Mayor. Aunque su prioridad está con el seleccionado juvenil, luego de consagrarse campeón del Sudamericano Sub 17 en Lima, se volvió a integrar al equipo de trabajo de Lionel Scaloni para la Copa América 2021, de la cual terminó consagrándose campeón. Su próximo destino será Qatar 2022, y junto a los ánimos que se viven y la vuelta a la confianza en la Selección, se espera que se obtengan los mismos o mejores resultados de un plantel y cuerpo técnico que arrancó bien.

Romina Giselle Delgado
Latest posts by Romina Giselle Delgado (see all)

Dejanos tus comentarios