El presente de David Martínez en River

El zaguero que volvió a River en febrero del 2021, supo ganarse la titularidad en pocos meses. Acá los detalles de su rendimiento.

Una cosa es cierta, David Martínez siempre estuvo en la mira de Marcelo Gallardo. Desde aquel debut contra Gimnasia y Esgrima de La Plata en el 2018 antes de presenciar la final más histórica de todas junto al resto del plantel en Madrid, hasta el 8 de febrero del 2021 cuando el Millonario acordó su vuelta al club, con el Halcón de Varela.

El argentino con nacionalidad paraguaya, ha demostrado ser incluso muy exigente no solo con el mismo, sino también con el resto de sus compañeros. Hace algunas semanas atrás, River enfrentaba a Gimnasia y tras empatar 1-1 Martínez aseguraba: “Se vió claramente que necesitamos seguir trabajando, fue un rival de jerarquía que nos hizo un buen partido. Las sensaciones no son buenas, debemos levantar el nivel porque sino vamos a sufrir el campeonato”.

La zaga intocable

Tanto Paulo Díaz como David Martínez, terminaron de deslumbrar al Muñeco en lo que fue el comienzo del segundo semestre del Millonario. Ambos futbolistas son fuertes en el juego aéreo, conducen bien el balón, cuentan con la inteligencia necesaria para entender los ritmos y el juego, También se animan a cruzar mitad de cancha cuando dominan la pelota, lo que usualmente deriva en una buena convinación de pases entre líneas con los volantes y delanteros buscando el gol. ¿Lo más destaclable? Que todas esas cualidades perduran en el tiempo y muchas veces salvan al equipo.

Pero si nos enfocamos en el futbolista de tan solo 23 años, según las estadísticas de Sudanalytics, es el único central en el TOP 10 de los jugadores con más pases completados en los 90′ al último tercio y ocupa el 3er lugar. Lo que explica los 30 partidos que lleva jugados en River, con 1 gol, 2 asistencias y una media goleadora de 0.06. El fuerte del defensor es el posicionamiento en el campo de juego y la intercepción de la pelota.

Durante La Liga Profesional, ha completado 58.1 pases por partido; 29.0 en campo propio y 29.3 en campo rival. Respecto a la Copa Libertadores, ha generado 46.2 pases completos; 23.9 en campo propio y 22.3 en campo rival. Más que claro está el por qué para Gallardo han sido tan difícil armar el equipo estos últimos dos partidos, ante Sarmiento e Independiente, sin la joya de la defensa.

Camila Peñalber

Dejanos tus comentarios