Messi recibió una camiseta de River y se emocionó al saber quién se la regaló

Diego Fabre, un utilero del Millonario, encaró al mejor del mundo para darle un regalo y contarle su historia. Él fue quien le dió la camiseta a Leo cuando se probó en el club hace 21 años. El 10 lo reconoció y se dieron un emocionante abrazo.

La noche de ayer fue, con el triunfo de la selección, la vuelta del público a las canchas, el retorno de la selección al Monumental y la presentación de la Copa frente a todo el país, que hizo que haya sido muy emocionante para toda la Argentina, pero sin duda, un poco más para Lionel Messi, a quien se lo vio muy conmovido y llegando a quebrarse mientras se desahogaba en una entrevista en el campo de juego. Ya sobre el cierre de la jornada, volvieron las emociones con una historia muy particular.

Diego Fabre, un utilero de River, se cruzó al mejor jugador del mundo y le regaló una camiseta mientras le contaba que él fue el utilero a cargo en la prueba que hizo Lionel en agosto del 2000 cuando se probó en el Millonario. La camiseta tenía el número 21, el cual usó Leo en esa prueba. Después de esto, el astro lo reconoció y le dio un abrazo el cual hizo que ambos estuvieran a punto de piantar un lagrimón. Además, Fabre recibió un regalo por parte del 10, quien le regaló su camiseta y le agradeció por el presente.

¿Por que Messi no llegó a jugar en River?

Más de una vez, Messi ha reconocido que se fue a probar al Millonario cuando tenía 13 años, y que pasó la prueba y le pidieron que vuelva al club. Sin embargo, nunca se supo cual fue la versión correcta: si realmente el club no quería pagar el tratamiento de las hormonas de crecimiento o si Newells Old Boys no lo dejó ir. La Pulga habló con Fox Sports Radio hace unos años y dijo: “Se iban a hacer cargo del tratamiento. Newell’s nunca me bancó en ese sentido, nunca me lo pagó. Mi vieja renegaba y era complicado en esa época”.

Luego, de aclarar que el Millonario sí se iba a hacer cargo del tratamiento, Messi contó: “En River me dijeron que llevara el pase, y cuando fui a Newell’s me sacaron cagando. Nunca me dieron el pase. Después salió todo lo del Barcelona”. Por esto es que tal vez se entiende el respeto que tiene el mejor jugador del mundo para con River, como por ejemplo, cuando pidió disculpas luego de anotar un gol en la final del mundial de clubes en Japón, en el 2015.

Francisco Battistoni

Dejanos tus comentarios