Volver al Monumental

582 días después, los hinchas de River volvimos a nuestra casa.

582 días esperando para pisar el Estadio Monumental. Una inmensa cantidad de cosas hacían falta desde que comenzó la pandemia. Muchos – como yo – no veíamos la hora de volver a ver un partido de fútbol en vivo. Desde que se anunció la vuelta del público a las canchas en el fútbol argentino se hizo imposible pensar en algo que no esté relacionado a River. 1 año y 7 meses esperando ese momento y nada más ni nada menos que contra el clásico de toda la vida. 

Minutos antes de partir para el estadio volvió aquella crucial elección, ritual de cada fin de semana, de elegir qué camiseta llevar a la cancha. Porque claro, los partidos también se ganan en los detalles y para eso existen las cábalas. Para los hinchas, el partido comienza mucho antes de que el reloj del árbitro comience a correr. A eso de las 13:30, los hinchas de River comenzaban a colmar las calles de Núñez. Yo, como siempre, había decidido llegar temprano para conseguir un lugar en las primeras filas de la Belgrano Alta. Supuestamente, las puertas del estadio debían abrir a las 14:00. El retraso de aproximadamente 20 minutos no fue ninguna novedad. Quienes solemos ir temprano conocemos muy bien la ineficiencia de los operativos para ingresar a la cancha. 

Durante la previa, muchos nos preguntamos cómo sería el protocolo de ingreso al estadio. Además de llevar el carnet River ID y el DNI, era obligatorio contar con un permiso para circular en eventos masivos luego de certificar la constancia de vacunación contra el coronavirus. Al menos eso era lo que se decía, porque en ningún momento se solicitó tal certificado. Luego de pasar el cacheo policial y los controles de carnet y DNI, llegó el tan ansiado momento: caminar sobre Udaondo y Figeroa Alcorta, a pocos metros del Estadio Monumental. Esa caminata hacia la tribuna. La gente, los cánticos. Mentalmente volví al 2019, donde podía sentir y vivir a flor de piel un partido de fútbol rodeado de gente que comparte la misma pasión. 

Video: Juan Manuel Simó

Me cuesta poner en palabras aquello que sentí al ingresar al Monumental. Jamás había subido tan rápido y con tanta euforia las escaleras de la Belgrano Alta. Después de tanto, había entrado una vez más al estadio más lindo del mundo. Volví a disfrutar la espera desde la apertura del estadio hasta el comienzo del partido. Y esas dos horas y media, donde los hinchas de River iban colmando de a poco el Monumental, pasaron volando.

Video: Juan Manuel Simó

Todo aquel domingo fue perfecto. Volvimos a la cancha luego de una larga espera para recibir al clásico de toda la vida. River jugó un partidazo. Salió a ganar desde el primer minuto, supo aprovechar la superioridad numérica y volvió a mostrar una clase magistral de fútbol. Tanto es así que sorprendió el resultado final del partido, cuando debería haber sido mucho más favorable para el Millonario.

582 días después, el Estadio Monumental abrió sus puertas para que River juegue un partido con su gente. El mismo día en el que Marcelo Gallardo cortó una racha de más de 10 años sin triunfos ante Boca en el Monumental por el torneo local. Después de tanto, los hinchas de River volvimos a nuestra casa.

Video: Juan Manuel Simó
Juan Manuel Simó
Latest posts by Juan Manuel Simó (see all)

Dejanos tus comentarios