Resiliencia

A 10 años del momento que nos hizo más fuertes. El envión inicial para hoy. El momento en que “les demostramos lo que es River en las malas” para tocar el cielo en Madrid unos años después.

“Resiliencia”, esa palabra siempre me gustó. Creo que fonéticamente me gustaba pero su significado también. El diccionario define a la resiliencia como “la capacidad que tiene una persona para superar circunstancias traumáticas como la muerte de un ser querido, un accidente, etc.”. Y vaya si River tuvo su resiliencia.

A 10 años de decretarse el descenso a la categoría, vemos un esfuerzo de muchos por querer gastarnos, y un esfuerzo aún más grande por querer ocultar sus heridas cuando ven que al hincha de River ya no le afecta eso. Porque no hay un hincha que te diga que cambiaría la historia. No hay.

Hace tres días, el club sacó un video recordando el momento del ascenso. ¿Por qué? Simplemente porque entendemos que aquel fatídico 2011 es una historia que, obviamente no queremos repetir por eso tenemos bien en claro todos los errores que nos llevaron a eso, pero que nos hizo más fuertes que nunca.

Lloramos. Obvio. ¿Cómo no vamos a llorar? Si el fútbol es lo más importante de lo menos importante y nos estaba dando una cachetada tremenda. Pero nos hicimos más fuertes. “Me verás volver y te arrodillarás”, decía una bandera en la tribuna mientras Fernando Cavenaghi y el Chori Domínguez habían vuelto para meterse en el barro y hacernos gigantes. En ese momento, yo pensaba que esa bandera no tenía sentido. Qué iluso. Pusimos de rodillas a todos una y otra vez. En Mendoza, en La Boca, en La Copa y en Europa.

Jonatan Maidana probablemente sea el ejemplo claro de esta resiliencia. Llegó y tenía un pasado en la vereda de enfrente que hacía que lo miráramos de reojo. En su primer año le tocó irse al descenso. Se quedó. Con la cabeza vendada y envuelto en lágrimas festejó volver a un lugar que nunca debimos dejar. Y se volvió a quedar. Y lo que viene ya es historia conocida.

El hincha de River siempre contó la historia completa. No necesita estrellas de cartón. No inventa tricampeonatos. No cuenta el pasado a su conveniencia. El hincha de River, sabe que el paso por la B Nacional es parte de nuestra historia pero que también es el punto de partida de esa resiliencia que explica perfectamente este presente.

El 23 de junio de 2012, River volvía a Primera después de 363 días. Para muchos, el momento en que empezó cambiar. Yo, a medida que van pasando los años, siento que la historia empezó a cambiar aquel 26 de junio de 2011. Nos unió, nos hizo fuertes. Nos recordó que River estaba por encima de todos. Nos mostró que teníamos que encontrar esa resiliencia para volver a ser. Y vinieron dos tipos del exterior a jugar en canchas que River nunca había pisado. Y despues se sumaron dos más desde Europa: un tal Leo Ponzio y un francoargentino que supo ser campeón del mundo: David Trezeguet.

Quizás me equivoque, pero el video de River del 23 de junio, y leer los comentarios de algunos que decían que “romantizabamos un descenso”, me hizo dar cuenta de lo gigantes que somos. Y que los vuelve locos que podamos tomar con orgullo la parte más negra de nuestra historia. Que nuestra resiliencia se explica a partir de entender que River es gigante por su historia completa. Gracias, River por demostrar que realmente se iban a arrodillar ante nosotros.

Alejandro de Speluzzi
Latest posts by Alejandro de Speluzzi (see all)

Dejanos tus comentarios