A 8 años de la despedida de Ortega

Un día como hoy, pero en 2013, el Burrito Ortega se despedía del fútbol y tenía su merecido homenaje en un Monumental repleto.

“Gracias Dios por hacerme hincha de River”, fue la frase que dijo Ariel Ortega al término de su homenaje, un agradecimiento al cuál también su suman los hinchas, claramente. El Burrito es uno de los últimos grandes ídolos del Millonario, en un club con una historia tan rica es difícil entrar en la bandera, pero él sin lugar a dudas se ha ganado un lugar.

Potrero y gambeta, poco más que agregar, uno de esos jugadores únicos en su especie, después se podrá discutir si fue mejor o peor que tal, pero nadie nunca quebró la cintura como él. El cariño con los fanáticos es mutuo y se lo ganó dentro de la cancha, saliendo al verde césped del Monumental a divertirse y hacer disfrutar a la gente.

En 2013, luego de su paso por All Boys y Defensores de Belgrano, el Burro decidió colgar los botines y, como no podía ser de otra manera, tuvo su merecido partido despedida en el Monumental. Aquel 13 de julio más de 60.000 riverplatenses acudieron a la cancha para verlo gambetear por última vez con la camiseta de River y se rompieron las manos para despedir a uno de los grandes ídolos.

Los números de Ortega en River

El Burrito tuvo cuatro etapas en Nuñez, debutó en el año 91′ con tan solo 17 años. En ese primer paso por el club se convirtió en uno de los mejores jugadores del fútbol argentino, ganó cuatro torneos locales y una Copa Libertadores. Además, se hizo un lugar en la Selección Argentina donde jugó tres Mundiales. En el 96′ emigró a Europa para jugar en el Valencia y luego pasó a Italia donde vistió las camisetas de la Sampdoria y el Parma.

En el año 2000 regresó a Nuñez para tener su segundo periodo, después volvió a vestir la camiseta del más grande entre 2006 y 2008 donde levantó un nuevo Torneo Local, pero tras unos encontronazos con Simeone terminaría yéndose. Finalmente en 2009 tuvo su última etapa en el club, en total convirtió 81 goles y ganó 7 títulos.

Dejanos tus comentarios