Boca Juniors 0 - River Plate 3 - Torneo Clausura 2002

En una jornada inolvidable en La Bombonera, el equipo de Ramón logró llevarse los tres puntos de La Boca con una contundente goleada.

Grandes Clásicos 19/09/2020 Gabriel Piqué Gabriel Piqué
La vaselina de Rojas. Ariel sale a disputar su último Superclásico antes de emigrar a Turquía.

En el marco de la sexta fecha del Clausura 2002, River enfrentaba a Boca con Ramón Díaz en el banco, el Burrito y un joven Cavenaghi en cancha, en una nueva edición del Superclásico. El Xeneize, afrontaba una nueva etapa con Tabárez como entrenador, tras la reciente salida de Carlos Bianchi. Hoy en Grandes Clásicos, recordamos este encuentro.

Al minuto de juego, tras un quite de Ledesma en el mediocampo, el Chacho tuvo la chance rematando de media distancia y Abbondanzieri respondió de manera óptima, salvando lo que era el primero de La Banda. Acto seguido, Orteguita mostró destellos de su calidad en el mediocampo. El Millonario comenzaba mejor el encuentro que su clásico rival.

Los siguientes minutos no fueron del todo vistosos, muchas imprecisiones por ambos lados. Partido trabado y luchado sobre todo en el mediocampo, repetidas faltas que interrumpían el juego, con el toque extra del clima lluvioso que acompañaba. River apenas logró alertar al arco xeneize con un remate de Zapata que se fue desviado, mientras que Boca tuvo un tiro libre de Schelotto que tapó muy bien Comizzo.

El primero del Cuchu

A los 26 minutos, Ortega metió el centro desde un tiro libre, Cambiasso increíblemente logró bajarla muy cerca del área chica y definió con su pierna menos hábil, venciendo al arquero xeneize y abriendo el marcador del partido.

Enseguida el local reaccionó y Comizzo volvió a realizar una atajada fenomenal, luego de un tiro libre ejecutado por el Mellizo. En la jugada siguiente, nuevamente el arquero millonario mantuvo el arco en cero tapándole un mano a mano al Chelo Delgado.

La vaselina de Rojas

El Chacho liquidaba el primer tiempo

Boca no supo aprovechar sus situaciones de gol y River no perdonó. A los 41 minutos Ortega recuperó una gran pelota ante Serna y avanzó hacia el arco de Boca. Abrió para Zapata, este entregó nuevamente para el Burrito y, el útlimo pase lo dio el goleador del torneo, Cavenaghi, para que Coudet defina cruzado desde la derecha y estampe el 2-0. Con los goles de Cambiasso y el Chacho, el más grande se iba al entretiempo con un resultado óptimo y suma tranquilidad de cara a la segunda parte.

River supo manejar los tiempos ante Boca

En el complemento, el desarrollo del partido no varió mucho. Obviamente, con todas las obligaciones, el local intentó reponerse y buscar el descuento de entrada, tomando la iniciativa. Schelotto tuvo una chance dentro del área, pero su remate se fue arriba. River jugaba con el resultado. Por momentos mostraba un buen rendimiento colectivo y manejaba mejor la pelota, acercándose con cierto peligro al arco rival, pero sin apuros.

La más clara fue para La Banda: Cavenaghi tuvo una chance inmejorable en un mano a mano frente a Abbondanzieri, en el que el delantero definió bien pero la pelota pegó en el palo, perdiendo así la posibilidad de gritar el tercer gol y liquidar el partido.

La vaselina de Rojas

Ese tercer grito, llegó en el final del partido con un protagonista imprevisto. A los 43 minutos, fue Ricardo Ismael Rojas, quien partió desde el área millonaria tras una recuperación de la defensa. El misionero, en un momento en el que cualquiera intentaría tener la pelota para que pasen los minutos, decidió llevarla por el carril izquierdo hasta pasar mitad de cancha. Jugó para D'Alessandro quien tocó para Ortega, y este entregó para Rojas, que picaba por el medio y vio a Abbondanzieri adelantado, de modo que la metió de emboquillada por encima del Pato.

El defensor millonario marcaba un gol digno de grandes delanteros, liquidando el Superclásico en cancha del eterno rival, bajo una lluvia torrencial que le daba un toque épico a la escena.

Histórico triunfo de River a Boca

Así, el River de Ramón lograba un notable triunfo en La Bombonera, apabullando al Boca de Tabárez en el comienzo de un torneo que el más grande terminaría ganando, con Cavenaghi como goleador del mismo, convirtiendo 15 goles.

Hacía ocho años que el Millonario no lograba ganar en La Boca, por lo que este encuentro es un triunfo muy recordado, también por la goleada y, más que nada, por el tanto de Rojas, quien convirtió su único gol en Primera División esa tarde, y luego de aquel partido se ganó el apodo de "Vaselina".

Boca Juniors (0):Roberto Abbondanzieri, José María Calvo, Nicolás Burdisso, Diego Crosa, Clemente Rodríguez, Sebastián Battaglia (45' Giménez), Mauricio Serna, Cristian Traverso (90+1' Expulsado), Walter Gaitán (45' Carreño), Guillermo Barros Schelotto, Marcelo Delgado.

Suplentes: Wilfredo Caballero, Rolando Schiavi, Christian Giménez, Gustavo Pinto, Ariel Carreño.

Director técnico: Oscar Washington Tabárez

River Plate (3): Ángel Comizzo, Ariel Garcé, Celso Ayala, Ricardo Rojas, Eduardo Coudet (82' Husain), Cristian Ledesma (77' Pereyra), Víctor Zapata (71' Demichelis), Esteban Cambiasso, Andrés D'Alessandro, Ariel Ortega, Fernando Cavenaghi.

Suplentes: Juan Pablo Carrizo, Martín Demichelis, Claudio Husain, Guillermo Pereyra, Juan Esnáider.

Director técnico: Ramón Ángel Díaz

Fecha: 10/03/2002
Instancia: Clausura 2002, fecha 6
Estadio: Alberto J. Armando
Árbitro: Héctor Baldassi

Lo más leído

Suscribite para tener primero las noticias de El Más Grande