¿Qué pasa en Colombia?

[OPINIÓN] El país cafetero atraviesa horas muy duras desde el punto de vista social. ¿Fue correcta la decisión de CONMEBOL? ¿Qué debió hacer River?

Iván Duque es el presidente de Colombia. La semana pasada, defendió un nuevo proyecto de reforma tributaria que había sido presentado en el Congreso Colombiano con puntos, al menos, llamativos: 19% de aumento en servicios públicos y combustibles, por ejemplo, con el objetivo de poder aumentar los subsidios que reciben los sectores más vulnerados.

Tras dos días iniciales de protestas pacíficas, el conflicto estalló de forma muy violenta: pese a que Duque retiró el proyecto, las calles se inundaron de enfrentamientos entre la policía y ciudadanos reclamando.

Esta mañana, el mismo Duque dispuso la asistencia militar en las calles de los epicentros del conflicto, lo cual fue condenado por la ONU y la Unión Europea. En total, al mediodía de hoy 4 de mayo, los muertos ya son 18.

¿Dónde entra River en todo esto? El Más Grande debía disputar su partido por la Copa Libertadores frente a Independiente Santa Fe, correspondiente a la tercera fecha de la fase de grupos de la Copa Libertadores. La sede había sido modificada, porque el estadio de Independiente Santa Fe, “El Campín” de Bogotá, está siendo refaccionado para la Copa América.

El partido estaba pautado para darse en la ciudad de Armenia, donde incluso se convocó a una marcha civil con el objetivo de impedirlo. A propósito, el director del Instituto Municipal del Deporte y la Recreación de Armenia había conversado con Sportia y expresaba que “Están brindando las garantías para que el partido entre Santa Fe y River se juegue“.

Como en cada caso de conflicto paralelo a un evento suyo, la CONMEBOL salió a dar paz: el partido se juega, y más aún pensando en el ajustadísimo calendario que combina Copa Libertadores, parate por la Copa América y Copa de La Liga Profesional en el caso del Millonario.

¿Qué debió haber pasado inicialmente, si la CONMEBOL fuese una organización seria y respetuosa? No debería haber existido la posibilidad de jugar en este marco: no hay medidas de seguridad suficientes para que se lleve a cabo, y simplemente la situación no apremia.

¿Qué debería haber hecho River? Es difícil, sobre todo si se considera que el equipo ya estaba para despegar hacia Colombia, pero lo sensato debería haber sido siempre el no acceder a jugar: más allá de todo lo que es seguridad -tema para nada menor-, se debería haber exhibido respeto para con un pueblo que atraviesa horas duras, y lo que menos necesita -al punto tal de movilizarse- es un partido de Copa Libertadores. Era momento de hacerse a un costado y dejar que la situación se resuelva lo más pacíficamente; claramente, el deporte profesional debe quedar en un último plano.

Traslademos la situación a nuestro país, que sabe de conflictos sociales, y lo triste es que no caería bien que la CONMEBOL presione para que se juegue un partido poco trascendente, menos aun si el pueblo se manifestara expresa y específicamente en contra.

Finalmente, entrada la tarde primo el sentido común: el partido fue pospuesto para este jueves, a las 21 horas en la ciudad de Asunción. Iba a existir la forma de recuperar el partido, o de ajustar el calendario y hacerle un espacio. Los problemas de este índole necesitan eso: tiempo y espacio. Si no jugar es manera de ayudar, opino que no se debía jugar con las pautas iniciales. Me parece coherente pensarlo, porque no es la primera vez que pasa algo así, ni será la última.

Riverelmasgrande.com es un medio partidario autogestionado hecho por gente que quiere al club como vos. Si te gusta lo que hacemos, podes ayudarnos a seguir creciendo donando un cafecito acá.

Joaquín Falcone

Dejanos tus comentarios