22 C
Buenos Aires
domingo, enero 23, 2022

“EL MATADOR”, A 24 AÑOS DE SU DEBUT EN RIVER

- Advertisement -
- Advertisement -

Un jugador que en su paso por River dejó más que goles y títulos para la historia.

Era la 4ta fecha del Apertura ’96, River igualaba 2 a 2 con Huracán en un Ducó embarrado. Partido duro, el Millonario no podía regalar los puntos, ya que de atrás Lanús e Independiente buscaban la punta del campeonato. De pronto, de la tribuna baja un grito, un pedido, que entre “el 16”. Ese era nada más y nada menos que José Marcelo Salas Melinao, que el año anterior se había enfrentado a la Banda por semifinales de Libertadores con la camiseta de Universidad de Chile, con victoria para River. Por su gran nivel se convirtió en la novela del verano, ya que el club de la Ribera lo quería en sus filas, su reciente presidente Mauricio Macri, lo quería comprar pero el Doctor Bilardo fue determinante “ningún chileno triunfó en Argentina”, por lo que se decidió por el equipo de Ramón.

75 minutos, sale Julio Cruz y entra el 16, que en pocos minutos mostró su calidad y carácter, pidiendo patear el penal que finalmente Francescoli cambiaría por gol para sellar el 3 a 2.

30 de septiembre del mismo año, la 6ta fecha tenía en su fixture el Superclásico que se jugaba en el Alberto J. Armando. River 1 gol abajo, Ortega en mitad de cancha sirve para Hernan Diaz y cruza a toda velocidad para el otro extremo, Diaz se la pasa, y a la marca contra la linea de meta va Fabbri: pero el Burrito engancha para adentro y tira el centro, para que Salas anticipe a Cáceres y marque. El Matador convertía el primero de los 48 goles que haría en River. Rodilla en el pasto, cabeza gacha y el índice al cielo. Su familia desde la tribuna local lo grita para sus adentros.

El Fenómeno conquistaría ese torneo marcando en la última fecha ante Vélez, para luego hacerse del tricampeonato, y la Supercopa de 1997 haciendo los dos goles. El último título que faltaba en la vitrina millonaria lo consagraba como ídolo para la eternidad.

En 1998 se iría a la Lazio donde ganaría dos Supercopa de Italia, un scudetto y una Copa Italia. Tras 117 partidos y 48 partidos llegaría a Turin, Juventus lo recibía con nombres de lujo de la talla de Pavel Nedved, Del Piero y Edgar Davids. Ganaría allí dos ligas y una Supercopa para luego retornar a River en 2003, conquistando el Clausura 2004, para al año siguiente regresar a Chile donde en 2008 colgaría los botines finalmente.

Dejanos tus comentarios

Riverelmasgrande.com es un medio partidario autogestionado hecho por gente que quiere al club como vos. Si te gusta lo que hacemos, podés ayudarnos a seguir creciendo donando un cafecito acá.

Artículo anteriorUN LÍDER
Artículo siguienteSE EXTRAÑA TODO

CONTENIDO RELACIONADO

CONECTÁ CON RMG

100,398FansMe gusta
45,261SeguidoresSeguir
15,328SeguidoresSeguir
493SuscriptoresSuscribirte
- Publicidad -

seguí leyendo