Miente, miente, que algo quedará

Es insólita la vehemencia que ponen algunos para instalar que River no puede con Boca, cuando la realidad marca otra cosa.

Por empezar deberíamos partir de una base: es cierto que River no está jugando en su mejor nivel en este momento. Pero, también es real que desde que retomó la competencia ganó 3 partidos, empató 1 y perdió 2. Y uno de esos tres ganados es una final, ante otro grande como Racing y por 5 a 0.

Ya es sabido que al River versión Gallardo le cuestan los arranques. Por lo general vemos su mejor rendimiento en el segundo semestre. Sobre todo, en un año como éste donde vinieron varios refuerzos que de a poco se irán adaptando para ser reales alternativos o titulares como en el caso de Agustín Palavecino.

Pero, más allá de este pequeño análisis, que incluye una copa ganada, River no mostró su mejor cara ante Boca, es cierto, pero pudo haberlo ganado. La última pelota que de manera increíble no entra es una gran muestra. Boca estuvo en ventaja en el partido, era local y tuvo varias chances para liquidarlo y sin embargo no pudo. ¿Entonces en ese contexto dicen que el Millonario no puede con su rival? ¿Y si el partido se daba al revés, qué hubieran dicho?

Nunca se ha visto que quieran endiosar tanto a un dirigente, o ponerlo como tan determinante como pasa con Juan Román Riquelme. Hemos escuchado por caso a Federico Bulos de ESPN, decir que “River desde que está Riquelme no puede con Boca”. Habría que recordarle que se jugaron dos partidos, ambos en La Bombonera y que terminaron en empate. ¿Y Boca puede con River?

La realidad marca algo que pocos dicen: de los últimos 10 partidos que jugaron entre sí, Boca solo pudo ganar 2. Y uno de ellos fue en aquella semifinal de Copa Libertadores 2019, donde Sampaio al margen, Boca ganó 1 a 0 pero quedó afuera.

Esos últimos 10 partidos incluyen dos vueltas olímpicas en su cara, y una eliminación en su cancha. De esos 10 se jugaron 2 en terreno neutral (Mendoza y Madrid), 3 en cancha de River y 5 en la cancha de Boca. Pero no, River no puede con Boca.

Y si lo llevamos al plano local, la última victoria de Boca ante River fue en 2017. Y si vemos los últimos 10 partidos en La Bombonera fueron 2 victorias de River, 2 de Boca y 6 empates. Muy poco para una cancha que supuestamente gana partidos.

Por eso, en este mismo espacio hablé del “revisionismo histórico” de Boca. Mienten constantemente, instalan cosas, como esto o como por ejemplo el supuesto tricampeonato que podrían conseguir, amparado por medios que avalan y ayudan a instalar esto. Pero, la única verdad es la realidad. Por ahora, el que no puede es Boca.

Alejandro de Speluzzi
Latest posts by Alejandro de Speluzzi (see all)

Dejanos tus comentarios